domingo, 5 de junio de 2016

Nexo Indie Resort e ideas varias sobre eventos

Después de nuestro periplo por Almería la semana pasada, el próximo finde nos vamos a lo que será la primera "macroquedada" de desarrolladores de juegos en Andalucía. Indies y no indies, porque creo que al final hay de todo: trabajadores de estudios pequeños, de estudios grandes y personas que se lo montan por su cuenta. ¡Cuanta más variedad mejor!

La gente de nexoindie empezó a mover la idea a partir de hacer una quedada "a lo freakend" por el sur y poco a poco se ha puesto en movimiento. Me ha tocado ir avisando a todo el círculo local y creo que al final vamos a ser unas cuarenta personas las que nos reunamos en una casa rural, en un pueblo perdido de Cádiz. Creo que va a ser la primera vez que nos juntemos las pequeñas comunidades del sur en un evento 100% independiente. ¡Un pequeño gran avance!

El plan es parecido al que inicialmente pensamos el año pasado para Familiar Game Camp, pero esta vez sin saturarnos de charlas y teniendo espacio de dispersión (de ahí la necesidad de piscina). Estoy seguro de que la quedada va a ser todo un éxito.

Leyendo el artículo sobre Gamelab en Indieorama, creo que puede ser un buen momento para reflexionar sobre qué está pasando últimamente con los eventos de videojuegos en el país. ¿Por qué no?

Empezaría cuestionando: ¿para qué necesitamos eventos de videojuegos? Hay un montón de respuestas posibles, entre las que destacaría:
  • Para pasarlo bien y tener contacto con compañeros y compañeras del mismo gremio (hacer comunidad).
  • Para enseñar lo que estamos haciendo a otra gente (buscar inversores, playtesting, etc.)
  • Para escuchar lo que otros y otras tienen que contar (aprendizaje)
Creo que el principal valor de los eventos es ser un punto de encuentro. Todo lo demás, creo que hoy en día se puede hacer por otras vías, con menos ruido y con un esfuerzo más focalizado. ¿A partir de qué visitante a tu stand empiezan a repetirse las mismas críticas sobre la beta que estás presentando? 

¿De verdad es más provechoso asaltar a un inversor en una cita rápida que plantearle una serie de ideas ordenadas con un encuentro preparado y organizado más sistemáticamente? La búsqueda de inversores es un terreno en el que no me he movido, pero por lo que me llega, la presencia de estos suele ser bastante limitada, y tiende a ser un anzuelo para los pequeños estudios más que otra cosa. Quien quiera investigar un poco a lo ocurrido en GameInvest el año pasado, puede googlear a gusto.

Otra pregunta puede ser: ¿de verdad tiene sentido un evento en el que los principales usuarios estén ensombrecidos? Es bastante común: la organización del evento se distancia de sus usuarios y le da peso a la repercusión en los medios (¡queremos followers!), a los beneficios económicos, a la pose política, al crecimiento desmedido. Esto lo hemos visto día sí y día no con todo tipo de saraos: festivales de música, festivales retro, eventos de cómic, etc. Los precios de las mesas de exposición suben, el importe de las entradas se dispara, el evento se masifica... y de repente todo ha dejado de tener sentido.

FGJ es un evento minúsculo, pero siempre he defendido que un evento más grande, no es un evento mejor. ¡Echo de menos los días en los que podía hablar con todo el mundo y saberme todos los nombres! Por los motivos que sean, seguimos manteniendo el número de participantes en la modalidad local y me siento orgulloso de la buena acogida que tiene y de cómo funciona. No somos un ejemplo de nada, pero creo que la gente puede hacer lo que viene a hacer y disfrutar del evento sin perder foco, y eso me consta que no es poco. Es complicado mantener una línea de producción de eventos donde se respete el equilibrio entre la comunidad que lo rodea y el avance del certamen en sí mismo. Un evento no tiene sentido si no es para que la gente le saque el máximo partido posible.

Creo que se necesita un cambio de paradigma desde la gente que se dedica a organizar, pero también desde la gente que asiste como público. El paradigma de público pasivo creo que no tiene mucho sentido. No vale el "a ver qué me cuentan". El tener en la cabeza "a ver qué puedo aportar" y ser un poco proactivo, es fundamental. Un encuentro tiene que ser fruto del esfuerzo de los asistentes, donde todo el mundo pueda hablar con todo el mundo. Un programa cerrado, un espacio demasiado inflexible o un horario demasiado apretado no ayudan.

Conferencias: hay cientos de ellas por internet. Hay mucho más material del que podamos consumir. A mi me encanta asistir a charlas de los grandes, pero ¿de verdad es una necesidad? Creo que es un lujo poder ver en directo a una leyenda, pero ya está: es un privilegio, un gustazo que puedes darte o no. Entiendo que tu negocio o tu formación no debe depender de ir a ver a una persona dando una conferencia. 

Ha coincidido que este año no voy a Gamelab porque no me cuadran fechas, pero ya el año pasado me parecía más importante compartir el tiempo con la gente que las charlas y stands. ¡Necesitamos eventos hechos para la gente! ¡Espacios y tiempos para que los usuarios puedan sacar el máximo partido!

En unos días cuento la experiencia en Nexoindie Resort ;)