viernes, 19 de octubre de 2012

De aquí para allá: en la cueva se vive mejor

Últimamente tengo poco tiempo para pararme a escribir. Me da un poco de rabia porque es una actividad que disfruto bastante: siempre implica algún descubrimiento que me apetece compartir, algo nuevo que he hecho o cualquier tontería que se me ocurra y responda a mi motivación cacharrista interna.

De repente, después de un buen puñado de meses (más de los que debería, mea culpa), vamos a estrenar Después de todo este tiempo, un cortometraje que mi gran amigo Enrique Carnicero ha sacado para adelante con pocos recursos y muchas ganas de hacer las cosas a su estilo. Es la primera vez que he hecho un proyecto tan ambicioso y me ha ido haciendo mella la verdad. Me he comido toda la edición de diálogos (con muchas tomas discutiblemente buenas), postproducción, mezcla y producción de la banda sonora. Había días en los que antes de dormir pensaba que no lo iba a terminar nunca, pero... ¡ahí está! Ya estamos haciendo los últimos visionados de prueba y parece que hay estreno para primeros de Noviembre.

Ahora lo haría todo de manera muy diferente, casi desde el principio (cosas de la inexperiencia), pero no puedo negar que he disfrutado muchísimo el proceso y que estoy medianamente contento con el resultado para los medios que hemos tenido. Estoy deseando ver la reacción de la gente porque siento que el resultado es en parte trabajo mío, no un mero complemento.

Los próximos proyectos se ciernen en torno a una colección de cuentos interactivos bilingües (me va a tocar grabar muuuuchas locuciones, lo veo venirr) y un videojuego para web con el amigo Carlos Lleras. A ver si me sale algo medio coherente que pueda publicar como un EP, que hace mil millones de años que no libero nada.

También me está volviendo a picar el gusanillo del directo y estoy preparándome para mejorar mi técnica de bajos con mano izquierda (bueno no diría mejorar, diría desarrollar porque es prácticamente inexistente). Me gustaría sacar algún tipo de proyecto a trío, con batería y saxo o guitarra... Me he propuesto aprenderme 15 ó 16 temas este fin de semana aprovechando que va a llover muchísimo :) El tema económico está regular y los pequeños bolos siempre pagan algunas facturas. ¡Y además se disfruta muchísimo si se va bien acompañado!

Hoy toca noche de "ruidos en familia" y hamburguesas caseras. ¡Fin de semana de cueva!